La nueva Camela sale a la traspaso en octubre y no se sabe cómo sonará, pero sí cuál será su primer encanto: una portada inspirada en conflicto de las Galaxias que, a las pocas horas de ser publicado en Twitter, en la indeterminación del 22 de agosto, ya se ha convertido en el virulento de la semana. En él, Dioni y Ángeles, fundadores del trío musical que se convirtió en dúo tras la marcha de Miguel Bendito Cabrera en 2013, aparecen vestidos respectivamente como Qui-Gon Jinn y la princesa Leia con naves espaciales, espadas láser, colores nebulosos, luces digitales y nociones. . tipografías que evocan la dinastía de George Lucas y juegan con una de sus frases más célebres: Que la música te acompañe.

El autor del tuit fue el propio Dioni, quien en el mismo mensaje anunció el tirada del libro en octubre. Las reacciones no se han hecho esperar, desde comentarios con frases como «La música pasa al banda indeterminado» hasta propuestas de repertorio de pistas con juegos de palabras que fusionan el universo de Lucas y el del dúo de techno-rumba más renombrado del mundo. No se puede proponer que los propios artistas no echen azotaina al fuego: en el video difundido por Dioni en sus redes, lo que se audición no es un tema nuevo, sino unos compases tocados con trompetas y cuerdas —es proponer, evocando el principio de la conocida manada sonora de John Williams para la dinastía—por Lágrimas de coito (1994), su canción más conocida. Esta canción, cuya dimensión cañí se sustenta en chistes como la lectura recreada por Paco Arrojado y Yolanda Ramos, el Ruben y la Jessi, en uno de los sketches más famosos de invertido zapping, Está en el origen del mito de Camela.

La suya ha sido una carrera construida, textualmente, en las carreteras de España: en las gasolineras que vendían sus casetes —y que, al ser autoeditados, durante primaveras no figuraron en las listas de ventas a pesar de su popularidad— y en las rutas que llevan primaveras viajando en sus largas y tediosas giras. Camela es una manada en directo, con un divulgado fiel que ha abarrotado sus conciertos durante primaveras, y con un repertorio de himnos innegables como Cuando el coito zarpa, has cambiado mi vida o Nunca debí enamorarme.

Durante primaveras, en cualquier caso, Camela no ha sido un cliché o un placer culposo para los snobs, sino una presencia con credenciales y méritos propios en la música. Su capacidad para difundir melodías pegadizas, su apego a los arreglos electrónicos que vuelven a estar vigentes y, sobre todo, la poder de unas humanidades directas que recuperan la encanto de la mejor tradición melódica han sido aplaudidos por propios y ajenos. rebobinado, el disco que celebró 25 primaveras en la industria, contó con la colaboración de Alaska, Taburete, Javiera Mena, Juan Magán, Pitingo, Carlos Baute y Medina Azahara. Todos, a su forma, fans confesos de Camela y su fidelidad a un sonido reconocible en el primer compás.

Su imagen además se ha mantenido fiel a los mismos esquemas: Dioni, con pelambrera y barba, ropa oscura, camisas abiertas y multitud de pulseras y colgantes que recuerdan más a un rockero diletante a las artes marciales que a un cantaor flamenco. —poco que nunca ha pretendido ser—, ha construido una personalidad extrovertida y gamberra amplificada por su décimo en programas de televisión como Niños ídolos Y Levántate All Stars. Ángeles, por su parte, nunca se ha esforzado en transmitir una imagen especialmente estudiada o sofisticada: le baste una de las voces más inconfundibles de la música popular española, a cuyo estilo vocal rinden homenaje desde Soleá Morente —Moverse conmigo— hasta la inesperadamente rumbera Rocío Márquez de De mi, una de las revelaciones musicales de 2022.

La imaginación visual, luego, es para sus portadas, herramientas de marketing en las que, tal y como han confesado en distintas entrevistas, buscan divertirse, hacer susurrar y provocar a su audiencia. El cambio de rumbo fue en 2011; tras primaveras de portadas más o menos sencillas, la encanto del coito llegó con una entretenimiento del cartel piratas del Caribe. Luego caldo el cine de Bollywood en Más de lo que piensas y, en 2017, una entretenimiento del cartel de gordura por tu disco me meti en tu corazon que, según contaron ellos mismos, había surgido como una broma. “La idea surgió de la clan de Warner, que un día nos trajo la portada de Grease con nuestras caras puestas por fotomontaje. Empezamos a reírnos y nos encantó». explicó Ángeles en 20 MinutosEso sí, “además era muy esperado porque estamos marcando tendencia”, agregó Dioni. “Primero nos disfrazamos de piratas del Caribeluego de Bollywood… interiormente de poco nos preguntarán cómo nos vamos a caracterizar en el próximo disco”.

Al final ha habido un lapsus de cinco primaveras hasta la aparición de su venidero cover-meme, porque la portada de rebobinado (2019), en formato casete, fue un advertencia al soporte fonográfico que sustentó su auge en la decenio de 1990. Su incursión galáctica en 2022 es otra cosa, y llega en un momento en el que el disco como formato, aparte contadas excepciones, no tiene un impacto significativo en las cuentas corrientes de los artistas, que ya están acostumbrados a un sistema que premia a particulares. escuchando en las plataformas digitales y eso sirve para «calentar» el cierto negocio, que es el de las giras y la música en vivo. Camela, que perfectamente podría conducirse de sus grandes éxitos, quiere seguir siendo un género presto, intergeneracional —es proponer, accesible—, con capacidad de reírse de sí mismo y, sobre todo, de conectar con su divulgado.

Hace tiempo que los programas de retoque digital han puesto al valor de todos este tipo de juegos visuales. Hoy, con un poco de paciencia y Photoshop —o, directamente, con un buen software de filtros para Instagram o TikTok—, cualquiera puede integrar su fotografía, a través del fotomontaje, en escenas de películas, álbumes y series. Pero, en un momento en que la tecnología apunta más a la apócrifo profundo que a felicitaciones de cumpleaños, Camela defiende que producirse un buen rato no es tan difícil si demuestras a tu divulgado que, en el fondo, eres como cualquiera de ellos. Esa capacidad de empatía y conexión con su divulgado es lo que, más que cualquier meme, sigue situando a Camela en una categoría única en la industria musical española.

Puedes seguir a ICON en Facebook, Gorjeo, Instagramo suscríbete aquí al Boletin informativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí