El presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez, a la izquierda, yuxtapuesto al presidente de Colombia Gustavo Petro, a la derecha, este miércoles en Bogotá (Colombia).Mauricio Dueñas Castañeda (EFE)

Pedro Sánchez está especialmente interesado en consolidar la posición internacional de España y ha dicho hoy que continuará con el tesina impulsado por el canciller ario Olaf Scholz para recuperar la conexión gasista entre España y Europa. El presidente del Gobierno ha dicho expresamente, más claro que nunca, que si Francia rechaza la conexión por los Pirineos, España activará el «plan B», que es la conexión por Italia. “Esta interconexión se va a financiar con fortuna europeo. España 30% regasificación de toda la UE. Agradezco el interés de Scholz. Sería bueno para deliberar con el chantaje de Putin. Si no se puede hacer por Francia, hay una alternativa que es por Italia. Transmito la voluntad de España de hacer esta interconexión”, concluyó.

Pedro Sánchez ha destruido asimismo desde Colombia con la ataque que ha decidido el Gobierno castellano en los últimos días para intentar desprestigiar al líder de la concurso, Alberto Núñez Feijóo, por su valentía de oponerse a decretos como el que se votará mañana en el Congreso para hacer frente a la crisis energética. Visiblemente amargo con Feijóo, y de momento sin actitud de llamarle porque cree que está haciendo una «concurso negativa» igual que la que protagonizó Pablo Casado, Sánchez se ha decidido contra el líder de la concurso. “La mensaje sería que el principal partido de concurso apoyó al gobierno. En España sufrimos una concurso negacionista, carente de sentido de Estado para hacer frente a sus obligaciones constitucionales”, ha dicho en remisión al asedio de la renovación del Consejo Militar del Poder Contencioso. “Pero siquiera tienen sentido del deber, porque frente a el evidente chantaje de Putin con la crisis energética, votan no a un plan aplaudido por la Comisión Europea, cuyo presidente es un conservador, no precisamente socialista. Pero asimismo van en contra del sentido popular y del interés universal. Sufragar en contra de que el Estado pague el 100% del inscripción del transporte va en contra del sentido popular y del interés universal. Sufragar en contra del apoyo a los transportistas va en contra del sentido popular y del interés universal”, insistió el presidente. Sánchez, convencido de que el decreto saldrá delante con los socios de siempre pese al rechazo del PP -si no fuera así no podría haberse ido de delirio porque su voto asimismo cuenta y no estará para ejercerlo-, ha Recordó que el Ejecutor siempre se apresura hasta el final pero casi siempre apetencia. “Sufragar siempre es difícil, pero terminamos haciéndolo. Vamos a defender los intereses de la clase obrera. Cada uno tendrá que explicar por qué vota en contra de una ley importante en un contexto inflacionario como este”, concluyó.

Sánchez continúa luego con su ataque contra Feijóo y no piensa llamarle, de hecho ha llegado a sugerir que tenía que ser el líder de la concurso quien lo hiciera si quiere poco. El presidente está convencido de que los próximos meses van a ser muy largos para el PP porque Feijóo ha decidido no moverse mucho y quedarse en el «no» pero en La Moncloa no se van a concluir quietos viendo el desgaste de el Ejecutor en los últimos meses. Sánchez ha tomado la iniciativa y multiplica sus movimientos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte falta, suscríbete.

suscribir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí