El laguna Powell es el segundo embalse más ínclito de los Estados Unidos. Su construcción comenzó en 1956, cuando el presidente Dwight D. Eisenhower presionó un renuevo en la Oficina Oval de la Casa Blanca para comenzar las demoliciones. Se inauguró en 1963 y tardó 16 primaveras en hartarse con las aguas del río Colorado. Ahora, sin confiscación, a posteriori de tres primaveras de extrema sequía y más de dos décadas de escasas precipitaciones, sus aguas se encuentran en el nivel más bajo desde que se construyó. La equivocación de agua se nota sobre el ámbito, pero las imágenes de adiátere que acaba de hacer pública la NASA muestran crudamente la dimensión de la sequía.

Las imágenes satelitales muestran el panorama de la parte principal del enorme laguna Powell y tomas parciales del radio de Bullfrog y Castle Butte, aguas en lo alto del río Colorado, así como la cuenca del río San Juan, un confluente que viene del este. y que incluso forma parte del embalse. El agua y el paisaje distintivo del laguna Powell y el río Colorado son una seducción turística, pero la sequía incluso afecta el uso recreativo del laguna. Por su particular topografía, parte de la película se rodó en el laguna Powell Planeta de los simios. El depósito es el motivo donde llega la nave espacial con los astronautas que han viajado en el tiempo y creen que están en otro planeta. Buena parte de las secuencias exteriores de la película se rodaron en la zona.

img-después

Detalle de la variación del nivel del agua en la zona central del laguna Powell. A la izquierda, en agosto de 2017 y a la derecha, el 6 de agosto de 2022. MACETA

El laguna Powell se extiende a los dos lados de la frontera del sureste de Utah y el noreste de Arizona. La longevo parte del radio que se muestra en las imágenes se encuentra en Utah. Las fotos a color publicadas esta semana por la NASA fueron tomadas por satélites Landsat y muestran partes del laguna Powell en los meses de agosto de 2017 y 2022. Se eligió el verano de 2017 porque fue uno de los momentos más lluviosos de la última decenio, pero aun así el nivel estaba muy por debajo del 2000, año que inició una larga sequía que escasamente ha cedido.

El 16 de agosto de 2017, la elevación del agua en el laguna, medida en la presa Glen Canyon, era de 3633,04 pies (1107 metros). El 6 de agosto se situó en 3.535,38 pies, casi 98 pies más bajo. Eso es solo el 26% de la capacidad del embalse, su punto más bajo desde su llenado. Y lo que es peor, el agua está peligrosamente cerca de los 3.490 pies, la tendencia roja en la que la coexistentes hidroeléctrica ya no es viable, ya que cae por debajo del nivel en el que las turbinas pueden funcionar correctamente.

La peor sequía en siglos

La información es la primera útil contra el cambio climático. Suscríbete.

suscribir

Aguas debajo, incluso en la cuenca del río Colorado, se encuentra el laguna Mead, que es el embalse más ínclito de los Estados Unidos, y su situación no es mejor. Este sólo el 28% de su capacidad, con datos del pasado 22 de agosto. Todo el suroeste de los Estados Unidos está experimentando una sequía sin precedentes. Un artículo de la revista Science Ya dije hace dos primaveras que la equivocación de lluvias desde el año 2000 era la más solemne desde finales del siglo XVI y la segunda desde el siglo IX. Y en los últimos primaveras la situación no ha hecho más que empeorar.

img-antesimg-después

Detalle de la variación del nivel del agua en la zona de Bullfrog, en el laguna Powell. A la izquierda, en agosto de 2017 y a la derecha, el 6 de agosto de 2022. MACETA

Tras la equivocación de acuerdo entre los estados de la cuenca del río Colorado para conciliar los cortes, la Oficina Federal de Recuperación anunció la semana pasada restricciones al tamaño de agua con destino a Arizona, Nevazón y México, en la cuenca mengua del río. Los recortaduras anunciados, que entran en vigor en 2023, significan que Arizona recibirá un 21 % menos de agua del laguna Mead, unos 730 millones de metros cúbicos menos; Nevazón tendrá un recortadura del 8%, 31 millones de metros cúbicos, y México recibirá 128 millones de metros cúbicos menos, un recortadura del 7%.

img-antesimg-después

Detalle de la variación del nivel del agua en el río San Juan, confluente del Colorado, que forma parte del laguna Powell. A la izquierda, en agosto de 2017 y a la derecha, el 6 de agosto de 2022. MACETA

El río Colorado, de unas 1.400 millas de abundante, es el botellín río más abundante de América del Boreal. Su cuenca se extiende por los estados de Wyoming, Colorado, Utah, Nuevo México, Arizona, California y Nevazón más el noroeste de México. Nace en La Poudre Pass, un pequeño pueblo situado a 3.100 metros de nivel en las Montañas Rocosas, al septentrión del estado de Colorado. Al montar a México, forma la frontera entre Desvaloración California y Sonora y desemboca en el Tuno de California o Mar de Cortés, en el Océano Pacífico.

Su cuenca es administrada por la Oficina Federal de Protesta (USBR) y otras agencias para proporcionar energía eléctrica y agua a aproximadamente 40 millones de personas, en particular las ciudades de Las Vegas, Phoenix, Los Ángeles y San Diego, y a millones de hectáreas de tierras de cultivo en el suroeste.

Sequía expone pista de dinosaurio

Huellas de dinosaurio descubiertas en el río Paluxy en Texas.
Huellas de dinosaurio descubiertas en el río Paluxy en Texas.

La sequía no está exenta de sorpresas. En el laguna Mead, a las ensanche de Las Vegas, la declive del nivel del agua a su reducido histórico ha dejado al descubierto restos humanos que se atribuyen a delitos mafiosos. Ahora, en Texas, lo que han aparecido son huellas de dinosaurios de hace 113 millones de primaveras en valentísimo estado cuando se secó el curso del río Paluxy, en Texas, en el interior del Parque Estatal Dinosaur Valley.

«Adecuado a las condiciones de sequía excesiva del verano, el río se ha secado por completo en la mayoría de los lugares, lo que ha permitido que se descubran más huellas aquí en el parque. En condiciones normales del río, estas huellas más nuevas están bajo el agua y, a menudo, están llenas de sedimentos, lo que los entierra y no los hace tan visibles», dijo una portavoz del Unidad de Parques de Texas.

Según la portavoz, los senderos descubiertos recientemente corresponden a las huellas del acrocanthasaurus, un dinosaurio bípedo de unos cinco metros de pico y un peso de unas siete toneladas. Son pistas profundas y en muy buen estado, pero han empezado a cubrirse de nuevo por el agua.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para cobrar nuestro boletín semanal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí