Pedro Sánchez ha vuelto de receso «con las pilas cargadas» y un inscripción que ya planteó en el debate sobre el Estado de la Nación: «por todos». Tras la durísima derrota andaluza, que ha disparado en las encuestas al PP -que ya venía subiendo desde el cambio de liderazgo y la sustitución de Pablo Casado por Alberto Núñez Feijóo-, Sánchez salió al contraataque. Tomó la iniciativa en la Cumbre de la OTAN y el debate en el Congreso, con anuncios como impuestos a bancos y grandes energéticas, y ahora ha vuelto de receso con una ataque contra Feijóo, a quien La Moncloa ha decidido no dar tregua tomando aprovechando sus errores, algunas meteduras de pata y sobre todo la valentía de elegir en contra de decretos con importantes ayudas a la ciudadanía como el suficiente hoy en el Congreso.

“Creo que el PP se equivoca. Se contradice con su propia posición. No tiene sentido elegir en contra de un decreto que ayuda a la gentío contra la inflación, que facilita el fertilizante gratis del transporte”, señaló el mandatario en una conversación informal con los periodistas que lo acompañaron en el alucinación a Colombia, Ecuador y Honduras con quien ha decidido iniciar el curso político. Sánchez, muy crítico con Feijóo, ha llegado a asegurar que el “cambio de dirección del PP ha sido a peor, y ha sido difícil”, en remisión a que Casado incluso se opuso a todo.

Preguntado por la posibilidad de que llame a Feijóo para despabilarse un acercamiento -no hay contacto desde el primero que tuvieron en La Moncloa hace casi seis meses-, Sánchez ha dejado claro que no piensa hacerlo, al menos por ahora , y retraso que sea el líder del PP quien se ponga en contacto. El presidente ha insistido en que tiene que ser poco bidireccional y ha recordado que cuando era líder de la examen y tenía buena relación con Mariano Rajoy era porque Sánchez incluso le mandaba mensajes y le llamaba de vez en cuando, no siempre. esperarle al presidente lo hizo, encima de apoyar a Rajoy en temas esencia como la aplicación del artículo 155 de la Constitución por la crisis del ‘procés’.

Sánchez cree que Feijóo se está equivocando en su andana de examen y está convencido de que le costará porque los ciudadanos le sancionarán por elegir en contra de los decretos que ayudan a la gentío a aliviar la inflación. Sin incautación, el PP se muestra cachas en las encuestas que se han publicado hasta el momento y es el Gobierno el que sufre el desgaste. Sánchez admite que ahora las cosas pueden mostrar ese desgaste, pero considera que es porque su Ejecutante «no ha navegado en aguas plácidas», con pandemia y cruzada, y, sin incautación, está convencido de que el camino a las elecciones generales está Todavía es muy holgado -falta casi un año y medio- y las cosas pueden cambiar mucho. “Queda mucho camino por recorrer hasta la meta”, repite.

Sánchez y su equipo más cercano parecen completamente decididos a librar esa batalla y emplear la enorme delantera que supone tener la iniciativa política como Gobierno. El condición en las reuniones de equipo transmite esa sensación de “dar el mayor”, según varios de ellos. El presidente multiplicará su memorándum no solo a nivel internacional sino incluso con viajes a España e incluso confía en poder sacar delante sus terceros Presupuestos este otoño. Ya habló de este asunto con Pere Aragonés, el presidente Catalán, de ERC, en julio, y cree que «el contexto ayuda» porque la cruzada de Ucrania y la inflación harán más necesarias estas nuevas Cuentas y podría animar a sus aliados a apoyarla como lo harán hoy con el decreto energético.

El presidente parece satisfecho con los cambios en el PSOE que impulsó en julio y no transmite ninguna intención de hacer nuevos ajustes en el Gobierno. Si hubiera querido hacerlas las habría arrojado en julio con los cambios en el PSOE, argumenta. En cualquier caso, deja la puerta abierta a modificaciones si algunos ministros van como candidatos a las elecciones municipales de mayo de 2023. Sánchez se enfrenta, como todos los gobiernos europeos -algunos primeros ministros ya han caído, como Mario Draghi o Boris Johnson- a una Otoño e invierno complicados de “mucha incertidumbre”, pero confía en que podrá “dar pelea” y está convencido de que España estará entre los que lideren las decisiones en materia energética, por ejemplo, las más relevantes en este momento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte mínimo, suscríbete.

suscribir

Sánchez se prepara para una “cruzada larga” en Ucrania, pero ve todo muy extenso y cree que la situación puede cambiar rápidamente. En cualquier caso, el presidente ofrece una imagen de líder convencido de que le queda mucho camino por recorrer y que está dispuesto a combatir para evitar la recesión y conseguir que España resistencia la crisis mejor que otros socios europeos, lo que podría darle más fuerza. para afrontar el difícil año electoral de 2023 con más garantías.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí