Las cartas sobre la mesa: en mi opinión, cualquier día, de cualquier mes, de cualquier época del año es bueno para tomar un plato de pasta. Personalmente, siquiera tengo demasiados reparos a la hora del día: no sería la primera vez que me sobran espaguetis de la cena para el desayuno; pero reconozco que en un día de agosto con 37 grados a la sombra, una carbonara a la hora de tomar puede resultar un poco abrumador. Para solucionar ese mico de pasta del verano sin sufrir un moretón de calor en el proceso, os traemos siete platos de pasta fría, súper refrescantes y prácticamente sin cocción (indemne la pasta en sí, claro).

Sigue leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí