El Betis se sitúa líder de Primera División tras sumar su tercera trofeo consecutiva. Joaquín estaba inscrito y su equipo supo sufrir para derrotar a un competitivo Osasuna, que no supo explotar la expulsión de Pezzella en el 74′. El momento de gozo de este equipo no deja de esperar para saludar el Madrid. Un golazo de Borja Iglesias, que ya suma cuatro goles, definió un choque trepidante. El Betis jugó muy adecuadamente en la primera parte y luego supo defenderse con 10 jugadores para conseguir una trofeo muy meritoria. Osasuna lo intentó, pero no encontró la fórmula para desbaratar la defensa del Betis, donde Edgar estuvo fenomenal en el tramo final delante la ataque navarra, al igual que William Carvalho.

APUESTABetis
1
Rui Silva, Aitor Ruibal, Álex Bronceado, Pezzella, Edgar González, Rodri (Canales, min. 45), Fekir (Salvadas, min. 90), Guido Rodríguez, William Carvalho, Juanmi (Luiz Henrique, min. 63) y Borja Iglesias (Luiz Felipe, min. 74)
AOS Osasuna
0
Osasuna
Herrera, David García, Nacho Vidal, Unai García (Manu Sánchez, min. 71), Juan Cruz, Rubén Peña (Kike Barja, min. 77), Lucas Torró (Rubén García, min. 77), Moi Gómez, Jon Moncayola, Aimar Oroz (Kike García, min. 61) y Chimy Ávila (contra Budimir, min. 61)
metas 1-0 min. 33: Borja Iglesias.
Árbitro Juan Martínez Munuera
tarjetas amarillas Aimar Oroz (min. 13), Unai García (min. 67) y David García (min. 82)
tarjetas rojas Pezzella (mín. 72)

Benito Villamarín es una fiesta. La abnegada propensión del Betis (52.580 espectadores) coreó el nombre de Manuel Pellegrini ayer del partido delante Osasuna. Además ayer del inicio del choque, el club andaluz había conseguido fichar a Joaquín, Guardado y Luiz Henrique en LaLiga. Era encajado el día en que Joaquín debutaba en Primera División con 21 primaveras. Fue el 26 de agosto de 2001 cuando el participante del Oporto, ahora con 41 primaveras, disputó sus primeros minutos delante el Málaga en un partido que el Betis perdió por 3-2.

El participante más diestro de la competición española fue refrendador de excepción de un duelo repleto de guiños. Dos equipos en jugada, que llegaban con pleno de victorias y peleando por el liderato, un circunstancia espectacular y un futbolista sobre el césped, Aimar Oroz, 20 primaveras (27 de noviembre de 2001), que no había nacido cuando Joaquín jugó su primer partido en Primera. Aimar es un futbolista inteligente, que juega de medio y que tuvo que enfrentarse a dos jugadores con el talento y la astucia de William Carvalho y, sobre todo, de Guido Rodríguez. Un mundo separa al muchacho Aimar del diestro Joaquín. El navarro no tuvo su día y fue sustituido en la segunda parte por Kike García.

Como otro mundo separa la pegada del vibratorio equipo andaluz de Osasuna. Entre el poste y Rui Silva salvaron la doble ocasión visitante. Un minuto posteriormente, un impresionante disparo de Borja Iglesias quebró la resistor de Osasuna, cuyos jugadores, entre ellos Aimar, recibieron un duro bofetón en la cara de la ingenuidad. Miró a Borja, con cuatro goles ya en tres partidos, el mayor prototipo de este Betis jubiloso.

Momentos de oro en los que William Carvalho se permitió el suntuosidad de enlazar regates en el dominio para evitar marcar otro gol de bandera milagrosa. Entonces, Pezzella puso la plancha y condenó a sufrir a sus compañeros tras ver la polímero roja. Lo hicieron a la perfección en el tramo final del choque para frenar a un rival que no encontraba la fórmula para igualar.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para percibir nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí