¿Cuándo lavarlos?

Esto dependerá del tamaño y de los productos que utilices en cada escobillón. Por ejemplo, las brochas que usamos para aplicar productos líquidos o en crema hay que lavarlas cada dos semanas, pero eso no quiere opinar que no las limpies semanalmente con un pañuelo o te asegures de que no queden muchos residuos en las cerdas. Para fórmulas en polvo como sombras o selladores, solo necesitas lavarlos una vez al mes.

¿Con qué enjuagar mis brochas?

Cuidar tus brochas de cerdas naturales es como cuidar tu propio melena: aplica cualquier champú (el de niños es muy popular por su suavidad) y enjuaga con agua tibia hasta eliminarlo por completo. En cambio, para las brochas sintéticas puedes utilizar un champú humor o una pastilla para eliminar todos los restos de óleo o ceras que puedan contener. Posteriormente de lavarlos proporcionadamente, asegúrate de secarlos envolviéndolos en papel de cocina y secando proporcionadamente la almohadilla. Luego, con la ayuda de una liga elástica, cuélgalas boca debajo para que suelten toda la humedad y el agua. Solo recuerda que deben secarse lógicamente y evita las herramientas de calor.

LIMPIADOR DE BROCHAS, MAC, $489, maccosmetics.com.mx


¿Cómo enjuagar las brochas?

La mejor forma de enjuagar las brochas es frotándolas en la palma de la mano (como si estuvieras pintando), pero asimismo existen pequeñas alfombrillas de silicona que pueden solucionar esta tarea y adaptarse a cualquier tamaño de escobillón. ¡Asegúrate de frotar y enjuagar hasta que el agua salga sin manchas para asegurarte de poseer eliminado cualquier resto de maquillaje y sagaz!

como-lavar-brochas.jpg
ALFOMBRA DE LIMPIEZA, Sigma Beauty Sigma Spa Express, $25 USD, amazon.com

Otro ejecutor importante en el cuidado de tus brochas es la forma en que las guardas, ya que pueden deformarse o despeinarse fácilmente, por lo que es mejor tener un estuche específico para ellas o colocarlas en un emplazamiento seco y ventilado. Así evitarás la acumulación de bacterias y polvo.

Pero cuidado, no las guardes ni las coloques en erguido hasta que estén completamente secas, para no pasar el peligro de que se humedezcan. Te recomendamos que limpies tus brochas el mismo día para que no olvides cuáles ya lavaste y puedas tener todas las herramientas listas para tu próximo look.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí