Sevilla está en crisis. En Almería, en el derbi regional, el equipo dirigido por Julen Lopetegui jugó 40 minutos a buen nivel y se adelantó en el señalador con un gol de Óliver Torres. El gol de Ramazani poco antiguamente del alivio acabó con un equipo que se desmoronaba claramente. El Almería se impuso conveniente en la segunda parte frente a el Sevilla con una errata de capital inquietante. Débil detrás y sin pegada en el radio contraria, el equipo sevillano sumó su segunda derrota de la temporada para asentarse en una crisis manifiesta. Suma sólo un punto de nueve jugados y el futuro de Lopetegui no está mínimo claro.

Sigue leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí