La situación en Bagdad y el resto de Irak volvió a la calma en la tarde de este martes tras los disturbios iniciados el lunes, en los que han muerto al menos 35 personas y más de 250 han resultado heridas, posteriormente de que el influyente clérigo chiíta Muqtada al Sadr ordenara a sus seguidores retirarse del centro de la renta. Se produjeron violentos enfrentamientos entre milicias de afiliación religiosa y grupos rivales en el país árabe posteriormente de que Al Sadr anunciara su retirada de la política. “Si en 60 minutos no se retiran del plantón frente al Parlamento, dejaré de ser parte de la corriente sadrista”, instó este martes el clérigo, de 58 abriles, en un discurso de al punto que seis minutos en Najaf, su ciudad originario ubicada en el sur de Irak. “Pido disculpas al pueblo iraquí, ya que son los únicos perjudicados por lo que está sucediendo”, dijo el líder chiíta.

El lunes, horas posteriormente de que Al Sadr anunciara su retirada de la política, sus acólitos, que llevaban un mes acampados frente al Parlamento, entraron en el Palacio Presidencial, en la señal Zona Verde, donde se encuentra la sede del Gobierno y otras instituciones políticas iraquíes. . Solo unos minutos posteriormente, las fuerzas de seguridad iraquíes anunciaron el alzamiento del toque de queda impuesto desde el día mencionado en todo Irak, y en dos horas se había restablecido la calma en la Zona Verde.

Las fuerzas de seguridad iraquíes han informado de que las milicias implicadas en los enfrentamientos han utilizado incluso armas de pugna, como los cuatro misiles que impactaron en la mañana de este martes en un complicado de viviendas de la Zona Verde, ha señalado la Célula de Seguridad en un comunicado. Información de seguridad del gobierno iraquí. Esa agencia detalló que los proyectiles habían sido lanzados desde las áreas de Al Habibiya, en Sadr City, una zona densamente poblada y de mayoría chiita en el este de Bagdad, y desde el distrito de Al Baladiyat.

Desde las elecciones anticipadas del pasado mes de octubre, Irak se encuentra sumido en una arduo parálisis política que se refiere a los enfrentamientos por el reparto del poder entre bloques de la mayoría chiita que gobiernan el país árabe desde la invasión estadounidense en 2003. Sairun (Caminantes), la formación liderada por Al Sadr, logró cobrar el decano número de escaños en las urnas: 73 de los 329, lo que no fue suficiente para formar un gobierno sin sus principales rivales chiítas, la mayoría alineados con Irán. El presidente de Irak, Barham Salih, ha propuesto en un discurso este martes la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas para pasar el caos que ha provocado el anuncio de la retirada política de Al Sadr. El presidente iraquí, que ha aludido al elevado abstencionismo en las elecciones de 2021, cree que es hora de retornar a personarse a las urnas como forma de certificar la estabilidad social y política y acometer las reformas que la ciudadanía viene exigiendo en las calles. cada vez con más fuerza.

Las diferencias entre los seguidores de Al Sadr y sus rivales proiraníes cristalizaron en su incapacidad para ponerse de acuerdo en la opción de un nuevo presidente y primer ministro. Según la división de cargos acordada tras el derrocamiento de Saddam Hussein, el cargo de primer ministro lo ocupa un miembro de la mayoría chiita; la presidencia, un kurdo; y la presidencia del Parlamento, un sunita. En junio, los diputados sadristas dimitieron en piedra por orden de su líder. El 27 de julio, sus partidarios salieron a las calles y asaltaron el Parlamento, protestando por la propuesta de primer ministro de sus rivales. Desde entonces habían permanecido acampados frente a su cuartel militar.

Únete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y acertar sin límites.

suscribir

Violentos enfrentamientos entre milicias afiliadas al clérigo chiita y grupos rivales en la renta iraquí han llevado a Irán a cerrar este martes por la mañana sus fronteras con Irak y aconsejar a sus ciudadanos que eviten desplazarse al país vecino, según fuentes oficiales citadas por Reuters. Sin confiscación, sobre las 17.00 hora recinto (14.30 horas en España peninsular), Teherán anunció la reapertura de los pasos fronterizos. Los disturbios y el anuncio de las autoridades iraníes se produjeron a dos semanas de la que se considera la decano peregrinación religiosa del mundo: la Arbain (cuarenta en árabe), que se celebra cada año en la ciudad iraquí de Kerbala y que reúne millones de chiítas. De esos millones de fieles, muchos son iraníes. La peregrinación de Arbain debe su nombre a que se celebra el cuadragésimo y final día de aflicción posteriormente de Ashura, la fiesta más importante del calendario chiíta, que conmemora el crucifixión en Kerbala del tercer imán chiíta, Hussein Ibn Ali. Este año, el Arbain se celebra los días 16 y 17 de septiembre.

Sigue toda la información internacional en Facebook Y Gorjeoo en nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí