La Autoridad Portuaria de Gibraltar ha confirmado este jueves la existencia de una fuga «importante» de fuel oil pesado en el granelero OS35, varado en la costa este de Gibraltar tras chocar el pasado lunes con otro barco. Según ha explicado el Gobierno de Gibraltar en un comunicado, una cantidad de dicho desperdicios ha escapado por el perímetro de la primera barrera de contención. «Aunque se negociación de una fuga importante, la consistencia del fueloil con bajo contenido de azufre es más ligera que en otros incidentes en la bahía, lo que significa que debería ser más factible de disipar y higienizar si llega a nuestras costas». Hasta este jueves, Gibraltar solo había confirmado la fuga de grasa aceite, pero no de fuel oil, un tipo de combustible pesado y contaminante para los barcos, menos refinado que el gasóleo que utilizan los automóviles. La mancha, cuyo tamaño aún no se ha determinado, escapó parcialmente de las barreras y bordeó el Peñón durante la mañana hasta entrar en la Bahía de Algeciras, según ha confirmado el corregidor de La Crencha de la Concepción, Juan Franco.

El capitán del granelero ha sido detenido pasada el mediodía de esta mañana, según han confirmado a EL PAÍS fuentes conocedoras de la investigación. El primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, ya había señalado horas ayer que la policía del Peñón había amplio una investigación contra el capitán, a posteriori de que éste no hiciera caso a las indicaciones del capitán naval del puerto tras el casualidad. “Desobedeció las órdenes y el barco salió del puerto. El capitán de puerto tiene que hacerle muchas preguntas de por qué”, declaró Picardo en una intervención en La hora de 1de TVE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí