El mercado de fichajes comenzó en mayo con la venida de Haaland al Manchester City y finalizó con el regreso de Aubameyang a Londres para fichar por el Chelsea posteriormente de que Mbappé decidiera quedarse en París y Lewandowski acabara en el Camp Nou. Las palancas del Barça activadas por su crítica situación económica y el pasta de la Premier han protagonizado una feria que ha tenido como espectador de sorpresa a Cristiano Ronaldo, el futbolista que desafió el reinado de Messi mientras estuvo en Madrid. El club campeón de coalición y de Europa, al fin y al lado, anticipó la marcha de Casemiro al Manchester con la incorporación de Tchouameni.

El plan del Madrid solo requería el cambio de alguna estancia mientras que el del Barça exigía una transformación profunda basada en el ideario de un conocedor de la casa como Xavi. El equipo que heredó el técnico a finales de 2021 es muy diferente al que dirigirá en la temporada 2022-2023. Hoy se puede articular un cartel con las incorporaciones: Iñaki Peña (recuperado del Gatalasaray); Bellerin (Betis-Atarazana), Koundé (Sevilla), Christensen (Chelsea), Marcos Alonso (Chelsea); Kessié (Milán), Pablo Torre (Racing), Raphinha (Leeds) y Lewandowski (Bayern Múnich) por otra parte de recontratar a Dembélé y recuperar a Pjanic.

Se han bajado hasta siete de los 10 fichajes del año pasado: Emerson, Kun Agüero, Demir, Adama Traoré, Alves, Luuk de Jong y Aubameyang. Quedan Eric García, Ferran Torres y Memphis tras fracasar su traspaso o cesión a la Juventus. Xavi ha sacrificado a Aubameyang, convencido como estaba de que era la mejor alternativa para Lewandowski, para ganarse a dos laterales como Marcos Alonso —hijo de Pichón Marcos— y Bellerin —que regresa al Camp Nou procedente del Atarazana—. La operación entre Barça y Chelsea por Aubameyang y Alonso se hará oficial este viernes y los dos jugadores serían dados de entrada con la carta de exención por parte de sus respectivos clubes, según el Barça. Los 14 millones que recibirá el Chelsea por la liquidación de Aubameyang en una operación que incluye a Marcos Alonso deben permitirle ajustar el fair play financiero e inscribir a sus fichajes en la Aleación.

Asimismo ayudarán a mejorar la política salarial del club y recuperar el aval que el presidente Joan Laporta y el tesorero Ferran Olivé pusieron para fichar a Koundé, la rescisión de Braithwaite —incorporada por el Espanyol posteriormente de que el Barça pagara al tahúr 400.000 euros por la abaratamiento— , y los traspasos de Dest al Milán y Abde a Osasuna por otra parte del de Umtiti al Lecce. Se descartó la posibilidad de prescindir de Alba por su negativa a apostar en el Inter -el tahúr está especialmente dolido con el club-, del mismo modo que no había forma de venir a un acuerdo para descabalgar los ingresos de los mejor pagados jugadores ni traicionar a Frenkie de Jong para poder incorporar a Bernardo Silva, el tahúr que Xavi consideró secreto para cuadrar su formación ideal tras una inversión total de más de 150 millones.

El verano en Manchester ha sido tan agitado como en Barcelona en un año condicionado por el Mundial y luego por la menester de que los internacionales estén activos para participar en el torneo de Qatar en noviembre. La actividad del United ha estado marcada por cuatro cuestiones: la tensión provocada por el deseo de Cristiano Ronaldo de dejar el club, aún a desidia de un año; la dificultad de contratar un medio protegido; la información sobre la liquidación del club y el pésimo inicio de temporada en la Premier. Precisamente Erik Ten Hag quería incorporar al tahúr del Barça Frenkie de Jong, al que había formado en el Ajax. En presencia de la negativa del holandés, exploró otras opciones como la de Rabiot con la Juventus, hasta que acabó fichando a Casemiro.

El United pagó 70 millones de libras (82,4 millones de euros), 60 fijos y 10 variables, por el brasileño, y acabó quebrando la banca con las incorporaciones por 100 millones de Antony, otro de los exalumnos de Ten Hag en el Ajax, por otra parte de Lisandro Martínez (57 millones), Malacia (15) y Eriksen. La crisis vivida tras perder delante Brighton y Brentford se atenuó tras vencer al Liverpool en Old Trafford e imponerse anoche por 0-1 al Leicester.

Arturo a Liverpool

Siquiera es practicable para Klopp estabilizar al equipo de Anfield. El Liverpool pudo renovar a Salah y fichar a Darwin Núñez -también ha obtenido la cesión del ex azulgrana Arthur Melo- tras prescindir de Mané, nuevo punta del Bayern de Múnich de Nagelsmann en sustitución de Lewandowski.

Hasta que al polaco le llegó el emoción dominó provocado por Haaland. La venida del noruego al City, así como la del argentino Álvarez, provocaron las horizontes de Sterling, que ocupa el ocupación de Lukaku (Inter) en el Chelsea, y de Gabriel Jesus, que se sumó a Zinchenko en el Atarazana de Arteta, que era el de Guardiola. asistente y ahora dirige la Premier. Los millones de los ingleses y las hipotecas del Barça amenizaron el mercado de principio a fin hasta su final el 1-S.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para acoger nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí