Dicen los aragoneses que todo el mundo pasa Zaragoza pero pocos se detienen en eso. Ciudad fluvial, su ubicación a orillas del río Ebro ya medio camino entre Madrid y Barcelona la convierten en un eje decisivo en el noreste peninsular. Lo mismo que sucedió hace más de 2.000 primaveras, cuando se llamaba Cesaraugusta, la única ciudad romana que gozó del privilegio de aceptar el nombre completo del primer emperador de Roma.

Cova Fernández

9.00 Detrás de la Puerta Cinegia

Fundada en el año 14 antaño de Cristo por legionarios licenciados, en el plano de Zaragoza aún se distingue el característico urbanística romano, definido por la cardus maximus (Coetáneo Calle Jaime I.) y el decumano (calles principales Y Espoz y Mina), perpendicular a la precedente. La ciudad estaba rodeada por una muralla, parte de cuyo trayecto —cursus— corresponde a la calle Coso. En la Plaza de España estaba la Puerta Cinegia, su vía de entrada sur. Una opción para el desayuno es mercado gastronómico Puerta Cinegia (1), presidido por una estatua de 10 metros de categoría del emperador Respetable, que ya ha reabierto. En cambio, ya interiormente del casco antiguo, el modernista Gran Café Zaragoza (2) (Alfonso I, 25), la antigua Orfebrería Aladrén, permanece cerrada por el momento conveniente a la pandemia. El primer chocolate de Europa se elaboró ​​en el siglo XVI en esta ciudad con granos de jaleo enviados por Fray Gerónimo de Aguilar desde México. Una milenaria tradición chocolatera que llega a lo sublime con los tradicionales Frutos de Aragón, que se elabora desde 1856 por la Confitería Fantoba.

10.00 Dos catedrales

A unos cinco minutos a pie se encuentra el Museo Pablo Gargallo (3) (Plaza de San Felipe, 3), palacio del siglo XVII que alberga más de 150 obras del cincelador aragonés. El delirio puede entonces continuar hasta el cercano Plaza del Pilar y su reconocido fortificación (4), con cúpulas pintadas por Goya y La Pilarica, la diminuta estatua de la Inmaculado del Pilar. Anejo al templo se encuentra el Rodaja (5)de estilo renacentista, y el anexo plaza seo, donde se levanta la otra catedral, la del Salvador (La Seo) (6), con su bella portada mudéjar y una importante colección de tapices flamencos. A dos pasos, en el Museo de Goya. Colección Ibercaja-Camón Aznar (7) Se pueden ver las cuatro series de grabados de Goya.

Obra 'El Profeta' de Pablo Gargallo en el museo dedicado al escultor aragonés en la Plaza de San Felipe de Zaragoza.
Obra ‘El Profeta’ de Pablo Gargallo en el museo dedicado al cincelador aragonés en la Plaza de San Felipe de Zaragoza.

11.30 Regreso a Cesaraugusta

Las cuatro paradas Itinerario de Caesaraugusta (entrada conjunta, 7 euros) permiten descubrir cómo era la ciudad hace 20 siglos. Bajo la Plaza de la Seo, el Museo del Foro (8) muestra el interior de una gran imbornal y restos del mercado y el foro. Todo en el casco histórico, los restos de la baños públicos (9); la teatro romano (10)redescubierto en 1972 durante las obras de ampliación de un faja, y el puerto fluvial (11)unido al puente de piedra medieval.

13.30 Mil opciones para ingerir

La hora del aperitivo tiene como distrito la animada ámbito del tubo (12)el corazón gastronómico de Zaragoza, que tras un año complicado quiere dar la imagen de un entorno seguro con una campaña que incluía la distribución gratuita de mascarillas FFP2. En su Web Puedes consultar los locales que ya han destapado y los que siguen cerrados. La proposición presente incluye brochetas de champiñones de El hongo (Permiso, 16; 976 20 46 45), guatitas de bacalao de El Azotea del Tubofrituras y mariscos El hormiguero azur (Estébanes, 8), verduras de casa del Balsa o las porciones de Bodegas Almaufogueado bar de tapas fundado en 1870.

Palacio de la Aljafería, la residencia de verano que construyó en el siglo XI Al-Muqtádir, rey moro de la taifa de Saraqusta.
Palacio de la Aljafería, la residencia de verano que construyó en el siglo XI Al-Muqtádir, rey moro de la taifa de Saraqusta.ALBERTO ZAMORANO (Alamy)

16.00 Un palacio árabe

Fuera del casco antiguo, la ruta continúa con destino a el Renacimiento Patio de la Infanta (13) (San Ignacio de Loyola, 16), con una colección de columnas balaustradas y alegorías sobre el simpatía y la fortuna. Arcos lobulados de estuco y columnas de mármol adornan el Palacio de la Aljafería (14), la residencia de verano que Al-Muqtádir, rey moro de la taifa de Saraqusta, construyó en el siglo XI. Hoy es sede de las Cortes de Aragón, y se puede examinar con reserva previa online. Y una pista si viajas con niños: el Museo del Fuego y los Bomberos (15) (Ramón y Cajal, 32).

18.00 Casa contemporánea

Si tienes tiempo, puedes acercarte al parque José Antonio Labordeta para ver el arista Goya, uno de los primeros edificios del movimiento actual en España, obra de 1927 del arquitecto Fernando García Mercadal. En la beneficio izquierda del río, la Expo 2008 dejó íconos contemporáneos como el Torre de agua (16), de Enrique de Teresa; la Pabellón Puente (17), de Zaha Hadid; la Palacio de Congresos (18)de Nieto y Sobejano, y el Pecera de río (19). Otro edificio sorprendente es el IAACC Museo Pablo Serrano (vigésimo)una atrevida ampliación erguido de José Manuel Pérez Latorre sobre la primitiva construcción industrial de Julio Impetuoso.

La tradición chocolatera de Zaragoza se remonta al siglo XVI y tiene su mejor exponente en las frutas confitadas con chocolate que elabora la confitería Fantoba.
La tradición chocolatera de Zaragoza se remonta al siglo XVI y tiene su mejor prototipo en las frutas confitadas con chocolate que elabora la confitería Fantoba.

21.00 Los sitios de Zaragoza

Durante el Sitio de Zaragoza de 1808, el ciudadela de la bizcocho actuó como una secante defensiva en el Este. Las huellas de los combates con las tropas francesas se pueden ver en la arista de las calles Pozo y Doctor Palomar, en el llamado Casa de los Sitios (21). La Bizcocho, que vivió épocas de desaliño y degradación, ha sido recuperada como una de las zonas más modernas y alternativas de la ciudad. La pandemia y el pestillo de algunos bares ha obligado a la suspensión de los famosos Jupincho Los jueves, ruta de cervezas y tapas a un precio único de dos euros. Todavía está temporalmente cerrado. La Plata (22)un antiguo salón de variedades en la zona del Tubo reconvertido en Cabaret Ibero por el desaparecido cineasta Bigas Espejo, nacido en Barcelona pero aragonés de asimilación.

Fe de errores En una interpretación precedente del texto se decía que el mercado gastronómico Puerta Cinegia estaba cerrado temporalmente por la pandemia y que el Gran Café Zaragoza había destapado cuando era al revés.

Regístrate infundado para seguir leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí