El diseñador francés de origen italiano Emanuel Ungaro ha fallecido este sábado en París a los 86 abriles, según ha informado este domingo su clan.

El creador nació el 13 de febrero de 1933 en Aix en Provence, en el sur de Francia, en el seno de una clan que emigró de Italia y cuyo padre, que era modisto, aprendió las bases del oficio. Ungaro se instaló en París en 1956, donde fue instruido por el diseñador gachupin Cristóbal Balenciaga. Posteriormente de un breve paso por Courrèges, abrió su propia casa de inscripción costura en 1965. En 1968 lanzó su carrera de prêt-à-porter para mujer, antiguamente de embarcarse en la prêt-à-porter para hombre en 1973.

Un «obsesivo sensual» que se describe a sí mismo, Ungaro recibió el premio «Dé d’or» de 1980 a la mejor casa de inscripción costura. A lo generoso de los abriles construyó un imperio de la moda (perfumes, zapatos o quevedos), que fue adquirido en 1996 por la clan Ferragamo. A partir de 2001, Ungaro, casado y padre de una hija, empezó a distanciarse y acabó retirándose de la inscripción costura en 2004.

“No hay que aguantar un vestido, hay que habitarlo”, solía opinar Ungaro, quien consideraba su trabajo como un oficio. En sus creaciones destacaban las mezclas de flores y lunares, las rayas con cuadros o los colores vivos. Su estilo sedujo a actrices elegantes y ricas como su amiga Anouk Aimée. Asimismo ha vestido a otras actrices de la pantalla, especialmente a Gena Rowlands, Catherine Deneuve o Isabelle Adjani.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí