Poco a posteriori de que Vladimir Putin decretara una movilización parcial de la población rusa para ir a combatir a Ucrania, el movimiento disidente Vesná convocó protestas en todas las ciudades del país. Miles de ciudadanos desafiaron el aventura de manifestarse en Rusia, que puede implicar penas de prisión y ser enviados al frente, y salieron a las calles para mostrar su enfado por la atrevimiento del Kremlin. La policía ha detenido a más de 1.300 personas en 38 localidades, según datos de la estructura independiente OVD-Info. En Moscú, la marcha reunió a más de mil manifestantes.

Con un mecanismo de palabras en ruso, los organizadores reemplazaron la palabra movilización por tumba en su cartel. “Nuestros padres, hermanos y esposos serán arrojados a la picadora de carne de la disputa. ¿Por qué morirán? ¿Por qué las madres y los niños derramarán lágrimas? ¿Para el palacio de Putin? denunció el congregación en las redes sociales.

cachas represion

Los manifestantes en Rusia se enfrentan asiduamente a una cachas represión, que se ha manido reforzada en las protestas contra la represión en Ucrania. Ahora, aquellos que se atrevan a departir en contra de las decisiones del Kremlin incluso se enfrentan a la nueva ley sobre el descrédito de las acciones de las fuerzas armadas en Ucrania. Estas actuaciones suelen ser resueltas con multa, aunque la reincidencia o algunos casos concretos pueden dar oportunidad a penas de prisión de entre tres y 10 abriles. Se contemplan hasta 15 penas de prisión si el mediador considera que el detenido pone en aventura al ejército, aunque aún no se llega a este extremo. Cifras cercanas al Kremlin incluso han filtrado que los manifestantes detenidos podrían ser incluidos en las rondas de movilizaciones.

La marcha recorrió la turística calle Arbat de Moscú, convertida en una ratonera, donde un cachas despliegue policial detuvo a decenas de ciudadanos. «¡No a la disputa!» y «¡vergüenza!» ellos cantaron

Únete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y observar sin límites.

suscribir

“No necesitamos ninguna disputa, sois maravillosos”, aplaudía una anciana a la enorme columna que descendía gritando cerca de la sede de la Cancillería rusa. Su jerarca, Sergei Lavrov, representó este miércoles a su país en Nueva York frente a la comunidad internacional en la Asamblea Universal de la ONU, cabal el día en que su presidente había amenazado con utilizar armas nucleares si las tropas ucranianas avanzan en su recuperación del departamento tomado por Moscú.

“¿Sabes por qué protestamos, pequeño?”, increpó un manifestante de mediana vida a un policía. El despliegue de las fuerzas de seguridad fue masivo. Agentes del Tarea del Interior y Rosgvardia -la Control Doméstico, el ejército personal del presidente- vigilaban este miércoles todo el centro de Moscú, desde la Plaza Pushkinskaya, epicentro de las protestas en el pasado, hasta la Plaza Roja.

Algunas de las decenas de personas detenidas fueron llevadas. Jóvenes y mayores, padres y abuelos, mostraron su indignación frente a una forzada movilización que, según el Tarea de Defensa, llevará al frente a por lo menos 300.000 compatriotas, o ellos.

Durante las protestas incluso se escuchó a la otra Rusia, la que apoya la ataque del Kremlin. Un novato gritó “traidores” a los manifestantes y otro fue llevado por su pareja a posteriori de confrontar a los críticos.

Las protestas tuvieron oportunidad en una calle donde se venden camisetas con la z y la u, utilizadas por las fuerzas armadas en su disputa contra Ucrania y que se han convertido en símbolo de la ataque rusa. La marcha tan pronto como duró una hora. Tras la intervención de la policía, la vía volvió a ser ocupada por peatones. Muchos de ellos eran manifestantes minutos ayer de retornar a cuidar silencio para no ser detenidos.

En los días posteriores al 24 de febrero, cuando Putin ordenó atacar Ucrania, cientos de personas desafiaron a las autoridades y se manifestaron contra la disputa. Las expresiones de descontento fueron duramente reprimidas y unas 15.000 personas se enfrentan a multas o penas de mazmorra. Desde aquellos primeros días de marzo no se habían vuelto a convocar manifestaciones como las del miércoles.

Sigue toda la información internacional en Facebook Y Gorjeoo en nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí