Super Copa – semifinal – día de trabajo 1así fue
Barça

91 74
Finalizado
Joventut Badalona

Joventut Badalona

Un Nicolás Laprovittola mágico llevó al Barcelona a la final de la Supercopa ACB, llevándose por el camino el derbi catalán frente a la Juventut (91-74). El argentino, iluminado desde el triple (7 de 10), rescató a su equipo cuando estaba perdido en el partido de este domingo (18.30 horas, por Vamos) contra el Vivo Madrid en el desenlace más cliché en la historia del torneo. Esta será la novena vez que la Supercopa se decide con un clásico. De momento, el recuento son dos triunfos del Barça y seis de los blancos, que han vacada al permanente rival en las últimas tres ediciones.

El Barça mantuvo su esencia frente a la Penya pese a no contar con su gran figura, Nicola Mirotic. El montenegrino, aunque estaba en la letanía por la menester de cubrir los cupos, tardará unas semanas en retornar al equipo una vez se recupere de su ofensa en el tendón de Aquiles. Y queda por ver en qué estado vuelve y cuánto tarda en estar dinámico. Pese a no contar con su ludópata franquicia, los blaugrana fueron fieles a su estilo, buscando con voluntad el grupo extranjero, sin dejar de insistir en los triples pese a que por momentos se fue la luz. Los de Jasikevicius tuvieron que forzar la mandíbula para atravesar un tramo de oscuridad en el que La Penya parecía que podía salir en el tanteador. Entonces apareció el héroe de la indeterminación, Lapro (26 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y 29 de valoración), que batió el récord de tres canastas en un partido de Supercopa con siete bingos, cuatro de ellos seguidos sin fracasar en un inicio demoledor del tercer cuarto .

El grupo comenzó a toda velocidad. En los primeros minutos, el grupo extranjero llevó el peso del partido con entreambos equipos disparando triples como si no hubiera otra forma de anotar. Razones no le faltaron. El Barça anotó sus primeros cuatro tiros y el Joventut siguió con un tres de cuatro. Viendo que a esa velocidad el Barcelona iba a ser imparable, Carles Durán realizó una serie de jugadas tácticas como desplegar la posición de Parra, el vivo campeón de Europa, para sufrir el partido a su contorno. Tomic se mostró resistente en los duelos frente a Kalinic o Sanli, y Kyle Guy, un tirador de muñeca explosiva traído del Miami Heat, encontró los espacios para disparar desde el perímetro. Jasikevicius se desesperó con Satoransky, que tiene que aceptar los galones hasta el regreso de Mirotic, que se marchó en el refrigerio con tres puntos, dos rebotes, ninguna audiencia y dos pérdidas de balón. Los de La Penya con +7 en el tanteador (39-46) parecían más frescos que un rival que tan pronto como ha podido disparar esta pretemporada.

Pero carencia más aparecer la segunda parte, un argentino con bigotes voló por los aires al Joventut, que no se repuso del repaso del tercer cuarto (29-14). Conectó Satoransky, la defensa de Vesely secó a Tomic y el grupo azulgrana empezó a fluir sin tan pronto como examen. Con la Penya ya frustrada, los de Jasikevicius apretaron hasta el +21 a dos minutos del final y llegaron a la final frente a el Madrid sin problemas.

Barcelona: (18+21+29+23): Satoransky (7), Laprovitolla (26), Abrines (6), Tobey (6), Sanli (12) -quinteto inicial- Paulí (5), Martínez (5), Kalinic (6), Higgins (5), Vesely (-), Jokubaitis (11) y Nnaji (2).

Joventut (22+24+14+14): Vives (4), Guy (11), Ellenson (14), Parra (14), Tomic (13) -quinteto inicial- Oportuno (5), Ventura (-), Rivas (8), Busquets (-), Kraag (-), Maronka (-) y Birgander (-).

Árbitros: Daniel Hierrizuelo, Jordi Tojo, Martín Leal y Antonio Conde. Sin eliminado.

Palacio Municipal de San Pablo, Sevilla: 5.797 espectadores.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para admitir nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí