La reconocida presentadora afirmó que gracias a que quiso complacer a la intérprete con uno de sus mayores deseos de pubescencia, fue como se enteró de sus traspiés académicos.

“Hasta los 15 primaveras, Cristian me decía ‘mamá, por cortesía, mi carro, porque todo el mundo tiene carro’, y yo decía ‘le voy a comprar un carro, pero no muy caro porque las cosas están’. Todavía no está muy adecuadamente, pero vamos a ver cómo se comporta. Compro el carro, voy a la escuela, le pongo el moño al carro fuera de la escuela, luego le digo a la maestra ‘¿Me dejarías salir 5 minutitos Cristian?’, [me responde] sí, pero denle un momento porque tengo algunas cosas que decirle’”, dijo.

Cristian y Verónica Castro.

Y agregó: «Ahí me enteré… ‘que falló esto, que falló aquello, que estuvo aquí debajo, que a lo mejor el año lo pierde’, y yo ‘pero sí, Cristian me dijo que él estaba muy adecuadamente, mi mamá me dijo’, [me dice] ‘sí, tu origen ha estado firmando, me parecía muy raro que no firmaras’”.

Luego, la además actriz reveló cómo le dio a Desafinación Adecuado una de las lecciones más grandes. “[Que le digo] ven cristian vamos fuera felicidades mi hijo 15 primaveras que bonito aqui esta tu regalo tu carro [me contestó] ‘ay, mamá, no puedo creerlo, gracias mamá querida’, y yo ‘lo viste, ahora regresa a la agencia’. [Me reprochó] ‘no mamá, ¿por qué?’, [le expliqué] ‘porque te va muy mal en la escuela y no te puedo aceptar así, no quiero un vagabundo, soy mujer y estoy trabajando, no me molestes’.

Para finalizar su historieta, Vero Castro destacó: “Lo devolví a la agencia, me descontaron no sé cuánto peculio, dije ‘prefiero perderlo que dárselo, y permitirle poco que está mal’. ‘ Lloró, pateó, no sé cuántas cosas, pero pasó el año, y lo logró. Es que tenía que hacerlo como padre».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí