Cuando explicación a mis conocidos que me dedico a la cooperación al crecimiento, lo primero que suelen preguntarme es qué estoy haciendo para atenuar las lacras que azotan a los países más vulnerables con los que trabajo.

En la mayoría de los casos asumo que la respuesta esperada por mis interlocutores será que o trabajo en ayuda humanitaria –un canon cero zorro– o en proyectos de crecimiento de construcciones vitales, como escuelas, pozos, etc. Mi respuesta suele sorprenderlos. cuando les digo que mi enfoque es la dirección de proyectos en las áreas de migración, agropastoralismo e infraestructura.

Dada mi experiencia sindical, más trueque que cualquier otra cosa, las infraestructuras son las que más interés me despiertan. Puntada estudiar un poco la historia contemporánea de España para darse cuenta de que el crecimiento de nuestro país desde los primaveras de la posguerra se debe en gran medida al buen despliegue de infraestructuras por toda nuestra cosmografía, lo que ha favorecido, sin ir más allá, la éxito turístico desde los primaveras sesenta.

En África occidental, abundan las crisis y los problemas de naturaleza más básica (crisis alimentaria desenfrenada, sequías persistentes, inseguridad y corrupción), por lo que charlar de infraestructura puede parecer frívolo. Pero cero más allá de la efectividad: si quieres solucionar los problemas de estos países y encaminarlos por la senda del crecimiento socioeconómico, tienes que centrarte en esta dinámico ámbito.

En Nigeria, el uso de Internet entre el 36% de la población puede considerarse incluso obsesivo, liderando el ranking africano en uso de redes sociales

Adentro del ámbito de las infraestructuras (movilidad, provisión de servicios esenciales de agua, dirección de residuos, energía, etc.) una de las más olvidadas son las relacionadas con el sector de las Tecnologías de la Información (TIC). Para el continente africano, y para África Occidental en particular, la accesibilidad a Internet presenta infinitas oportunidades.

En Nigeria, con una posición hegemónica en la región en términos económicos y demográficos, Uso de Internet entre el 36% de la población Se puede considerar incluso obsesivo. los Los nigerianos encabezan el ranking africano en el uso de las redes sociales, con una media diaria de tres horas y 42 minutos, encima de ser líderes mundiales en bombeo total de navegación móvil.

Asimismo, este uso intensivo de las redes y los entornos digitales puede explicar que el número de unicornios -empresas con una facturación de más de 1.000 millones de dólares- en África llegue ya a siete, de las cuales cinco son nigerianos y enfocada al campo de las FinTech o tecnología de mercado y comercio electrónico.

Pero, ¿cómo se han rematado estos avances? Por la inversión continua en infraestructura de manada ancha en ciertos países de África occidental. Si miramos un plano de estas infraestructuras en los 15 Estados miembros de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), podemos deducir que Nigeria, Ghana y Costa de Marfil, los países con decano peso crematístico, disfrutan de una gran interconectividad por cables. transatlántico y terrenal, que retroalimenta sus posibilidades de crecimiento crematístico en un mundo hiperconectado.

Mientras tanto, Guinea-Bissau, Guinea-Conakry, Sierra Leona, Liberia y Gambia tienen la suerte de contar con una conexión submarina para todo su país, y los países sin salida al mar (Malí, Níger y Burkina Faso) no tienen mejor suerte. La consecuencia de esto es que los países con los índices de crecimiento humano más bajos de la región y del mundo deben contraponer los costos más altos por cada gigabyte de internet. El precio oscila entre los tres y los cinco dólares en muchos de estos países, frente a Ghana y Nigeria, donde la media es de un euro o un euro y medio.

Los países con los índices de crecimiento humano más bajos de la región y del mundo deben contraponer los costos más altos por cada gigabyte de internet

Las condiciones de partida están marcadas, en la medida en que, la decano capilaridad de las instalaciones de manada ancha en unos países que en otros acentúa la desigualdad económica entre Estados; tanto o más que no tener llegada directo al mar o no disponer de suficientes fortuna naturales de parada valencia.

Muchas cosas me impactaron cuando llegué a Nigeria, pero, sin duda, el uso constante de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la vida -en cuanto a publicidad en redes, operaciones bancarias, compras electrónicas- me sorprendió muy positivamente. Es un muy buen indicador cuando una sociedad tan emprendedora como la nigeriana hace uso de los medios tecnológicos digitales para destacarse y promover la diversificación económica.

Lo mismo es deseable para el resto de los países del espacio ECOWAS. Sin secuestro, adecuado a las condiciones de inseguridad y escasez de fortuna, es muy difícil que el sector privado tome la iniciativa por sí solo para utilizar estas deyección del mercado, y es aquí donde entra en surtido el trabajo multilateral y cooperativo para igualar la situación. oportunidades.

La cooperación no se limita sólo a trabajar en respuesta directa a las hambrunas y flagelos de la desigualdad y la violencia

los Mecanismo de Preparación y Mejora de Proyectos de la CEDEAO (PPDU), con financiamiento y apoyo técnico de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Mejora (AECID), realiza numerosos estudios de infraestructuras en la región para analizar su viabilidad y apañarse fortuna público-privados para acometerlos. Próximamente se pondrá en marcha el esquema Amilcar Cabral -en honor al héroe de la descolonización de Agarradera Verde y Guinea-Bissau- que escudriñamiento aumentar el número de cables submarinos de manada ancha en los países más vulnerables (Guinea-Bissau, Guinea-Conakry, Sierra Leona, Gambia y Liberia) y Agarradera Verde, este final con mala conexión por su insularidad.

Este esquema tiene como objetivo apoyar una decano integración regional en el campo de la interconectividad digital y sigue el patrón del hito que condujo a la liberalización de los mercados de telecomunicaciones en los estados de la CEDEAO, lo que ha ayudado a impulsar la inversión en el campo de la infraestructura de manada ancha.

Sé que tendré que sostener muchas veces que la cooperación no solo se limita a trabajar en respuesta directa a hambrunas y flagelos de desigualdad y violencia, sino que con orgullo seguiré explicando cómo proyectos innovadores, como este de manada ancha, además pueden ser vistas desde un prisma de cooperación al crecimiento, precisamente porque buscan promover un crecimiento crematístico inclusivo en todos los sectores para todas las comunidades.

Puedes seguir PLANETA FUTURO en Gorjeo, Facebook y Instagramy suscríbete aquí a nuestro ‘newsletter’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí