Como cada año cuando se empieza a divisar octubre, las redes se inundan de recetas naranjas y otoñales. La cantidad puede ser tan abrumadora que, aunque una calabaza es una verdura congruo magnate y da muchas vueltas, plantea preguntas existenciales que no sabías que tenías: ¿quiero hacer un risotto de calabaza o de verdad quiero un latte de especias de calabaza? ¿Es hora de preparar una crema de temporada o mejor una tarta de calabaza y nueces? Entre tantas opciones, se nos olvida que lo primero es cultivarse a cocinarlo correctamente, a asociar ingredientes y sabores que lo acompañen y luego nos pondremos a inventar.

Sigue leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí