Es importante aclarar que las rabietas no son más que una acumulación de sentimientos que los niños deben expulsar de alguna modo. Por eso, es importante aprender tratarlos y, sobre todo, tener paciencia y darles su espacio, ya que de lo contrario podemos difundir inseguridades que acompañarán el niños para el resto de sus vidas.

1. ¡Deja de deplorar!

Todas las emociones son válidas, reprimir a los niños solo empeora la situación. Te puede parecer que las lágrimas son exageradas, pero es importante que entiendas que son la forma en que tus hijos se expresan cuando poco les molesta o les preocupa, por lo que debes ser comprensivo y tratarlos como se merecen.

2. ¡Me estás avergonzando!

Cuando le expresas a tu hijo que te está haciendo el ridículo, sin darte cuenta le provocas emociones de infracción y vergüenza que pueden tener fuertes implicaciones negativas tanto en su autoestima como en su forma de dirigir y expresar sus emociones en el entorno. futuro. .

Frases a evitar cuando tu hijo llora

3. ¡Estás haciendo el ridículo!

Este tipo de declaraciones inciden directamente en la autoestima de los niños, lo que se reflejará en su errata de confianza a la hora de enfrentarse a los distintos ámbitos de su vida a lo holgado del tiempo. Es sumamente importante enseñar a los niños desde pequeños a dirigir sus emociones, para que en el futuro puedan sentirse libres para expresarse sin infracción.

4. Si dejas de deplorar, te doy un premio.
Usar el chantaje para evitar una rabieta es un armas de doble filo, ya que los niños pueden aprovecharlo. Este tipo de acciones, aunque puede ser eficaz, no corrige la postura de los niños, sino que es una salida realizable para evitar el diálogo. Encima, las rabietas se convertirán en una vía para que el párvulo consiga lo que anhela de modo realizable y rápida.

5. No es gran cosa

Nunca puedes sentirte facultado para animarse qué es importante o no importante para una persona. Todos tenemos derecho a expresar nuestras emociones independientemente, cuando un párvulo llora indagación sentirse comprendido, quiere que lo ayudes a comprender lo que está sintiendo. Como padre, eres el único capaz de ayudarlo a poner nombre y patronímico a cada una de las emociones que se le presentan. Si le restas importancia, pierdes una gran oportunidad de educar en inteligencia emocional.

Frases a evitar cuando tu hijo llora
Frases a evitar cuando tu hijo llora

Definitivamente, manejar las rabietas y los berrinches es una tarea complicada, requiere un stop cargo de paciencia, comprensión y dedicación. Nadie dijo que ser padre iba a ser realizable, pero sabemos que este es uno de los mayores regalos que se pueden acoger. Aprovecha estas situaciones alarmantes para enseñar títulos y herramientas importantes y para proteger el vínculo con los niños, brindándoles respeto y mucho sexo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí