Antiguamente de Florida, Puerto Rico. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cita esta semana los escenarios de los últimos desastres naturales que, en forma de huracanes, han azotado a Estados Unidos. El peculiar status de Puerto Rico como Estado Fugado Asociado a veces lo ha mantenido al beneficio de la ayuda que necesitaba. El propio Biden lo ha agradecido antaño de emprender el planeo a la isla: «Me voy a Puerto Rico porque no los han tratado muy acertadamente», dijo. Una vez en la isla, reiteró su mensaje de ayuda y todavía de solidaridad: «Estamos aquí para demostrarles que estamos con ustedes, todo Estados Unidos está con ustedes», dijo en un discurso en Ponce, una de las zonas golpeadas. por el huracán. fiona.

Biden ha recordado la prisión de desgracias que ha vivido Puerto Rico desde la destrucción del gran huracán María de hace cinco abriles. Luego siguió un gran terremoto, luego la pandemia y ahora fiona El nuevo ciclón ha vuelto a destruir infraestructuras eléctricas, ha dejado a la isla sin energía (todavía no se ha recuperado del todo) y ha provocado daños materiales catastróficos. “Es hora de reedificar todo y hacerlo de forma resiliente para que cuando regrese la tormenta no vuelva a dañarlo tanto”, dijo Biden.

El presidente de Estados Unidos visitará este miércoles Florida, donde el huracán ian ha dejado un pista de devastación y asesinato, con oleadas similares a tsunamis en la costa suroeste y lluvias torrenciales en gran parte del interior de la isla. El número de muertos señalado por fuentes oficiales ya supera el centenar, aunque los certificados por el forense como provocados por el huracán todavía están unas decenas por debajo.

En Puerto Rico, fiona No ha sido tan devastador, pero el impacto en prisión de los desastres naturales y la viejo pobreza relativa de la isla complican las cosas. “Por todos los que sufrieron María, Fiona ha sido una pesadilla demasiado franco. Sabes mejor que nadie que las pérdidas se están acumulando”, dijo Biden. “Estoy comprometido con que Puerto Rico se reconstruya más rápido que en el pasado y esté mejor preparado para el futuro. Nos aseguraremos de que reciban cada dólar prometido”, agregó, recordando que aprobó la primera ronda de fondos de ayuda antaño de que azotara la tormenta flamante.

Poco así había afirmado antaño el regidor de Puerto Rico, Pedro Pierluisi: «Queremos acoger la misma ayuda que el resto de los estadounidenses», dijo antaño de reconocer a Biden su presencia en la isla.

Biden estaba preparado: “Tenemos que trabajar más duro para reforzar que cuando el próximo huracán golpee a Puerto Rico, esté preparado. Hoy estoy anunciando más de $60 millones en fondos para ayudar a las áreas costeras de Puerto Rico a prepararse mejor para la tormenta. Por ejemplo, podemos crear un sistema de alerta de inundaciones para ayudar a apuntalar diques y muros de contención. Encima, hay casi 700 millones de inversiones en infraestructura en Puerto Rico que ya se han anunciado desde que se firmó la ley de infraestructura bipartidista en noviembre pasado”, dijo, luego de mencionar todavía las ayudas federales para aseo y remoción de escombros y ayudas a familias que tienen perdieron o vieron sus casas dañadas.

Únete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y adivinar sin límites.

suscribir

Biden ha recordado que en el estado donde reside, Delaware, hay una importante colonia puertorriqueña. “En cierto modo, crecí políticamente en la comunidad puertorriqueña, en casa”, ha obvio. Ha venido a la isla acompañado de una congresista demócrata de Nueva York, Nydia Velázquez, descendiente de la isla, donde aún vive buena parte de su clan.

Sigue toda la información internacional en Facebook Y Gorjeoo en nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí