La circulación de la mayoría de los trenes de larga distancia que conectan el ártico de Alemania se ha manido interrumpida durante varias horas este sábado oportuno a un boicot. Se desconoce el autor del ataque y los motivos, y ya están siendo investigados por las fuerzas de seguridad. El boicot, que ha provocado retrasos y cancelaciones de los servicios ferroviarios en todo el país, ha generado preocupación pocos días a posteriori del ataque deliberado a los oleoductos Nord Stream que transportan gas de Rusia a Alemania a través del fondo del mar Báltico. Las autoridades de todos los países afectados, incluida Alemania, han aumentado la vigilancia sobre sus infraestructuras desde las explosiones en los oleoductos.

La empresa pública ferroviaria, Deutsche Bahn, informó que el tráfico está completamente paralizado desde hace casi tres horas en el ártico del país oportuno al «boicot de cables vitales para el tráfico de trenes». A primera hora de la mañana ha fallado el sistema de radiodifusión digital GSM-R con el que los trenes se comunican con los centros de control. El ministro de Transporte germánico, Volker Wissing, confirmó el boicot en una breve comparecencia frente a la prensa en Berlín. «Sabemos que los cables han sido cortados deliberadamente en dos puntos diferentes», dijo el político desprendido. “Está claro que este es un ataque dirigido y deliberado”, agregó.

Una multitud aplazamiento la presentación del tren a la periodo de Berlín, este sábado. JOHN MACDOUGALL (AFP)

El ataque ha afectado al tráfico de pasajeros de larga distancia, al tráfico regional (Bremen, Hamburgo, Depreciación Sajonia y Schleswig-Holstein se encuentran entre las redes afectadas) y al tráfico de mercancías por completo en el ártico y parcialmente en el resto de Alemania. Cientos de pasajeros quedaron varados en grandes estaciones de tren como Hannover, Hamburgo y Berlín, donde se formaron largas colas en los mostradores de información mientras los paneles informativos permanecían vacíos o informaban trenes «retrasados ​​indefinidamente» o cancelaciones.

Muchos servicios se reanudaron a última hora de la mañana, aunque Deutsche Bahn ha informado de que los problemas de retrasos y cancelaciones seguirán durante varias horas más, así como el aglomeración en algunas rutas. El robo de cables es popular en Alemania, como en otros países europeos. Pero según el diario imagenque cita fuentes cercanas a Deutsche Bahn, el tipo de ataque, dirigido selectivamente a los cables del sistema GSM-R, requiere un conocimiento específico para distinguirlos de los demás.

La policía federal, encargada de la investigación y de la seguridad del tráfico ferroviario en normal, dio algunos detalles sobre el ataque a primera hora de la tarde. Uno de los sabotajes ocurrió cerca de la hacienda, Berlín, en Höhenschönhausen. El otro estaba enclavado en Renania del Finalidad-Westfalia. El portavoz, en declaraciones recogidas por la Agencia Alemana de Parte, aseguró que trabajan con la hipótesis de un ataque foráneo y específico dirigido al cableado, aunque no dio más datos para no entorpecer la investigación.

Únete a EL PAÍS para seguir todas las novedades y ojear sin límites.

suscribir

Sigue toda la información internacional en Facebook Y Gorjeoo en nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí