IAG vuela detención en bolsa. El válido repunte en los mercados, por encima del 8%, del holding que agrupa a aerolíneas como Iberia, British Airways y Vueling se debe al sorpresivo anuncio de unos beneficios de 1.200 millones de euros en el tercer trimestre. Ganancias superiores a las esperadas luego de un verano mejor de lo esperado. El consenso del mercado esperaba poco más de 800 millones, de ahí la buena acogida entre los inversores, que ahora ven aumentar esa cantidad un 50%.

La presentación de resultados no tendrá circunstancia hasta el 28 de octubre, pero la compañía ha precoz la sigla positiva este jueves en un comunicado remitido a la Comisión Doméstico del Mercado de Títulos (CNMV). “Las operaciones durante el tercer trimestre han sido mejores de lo esperado adecuado a la solidez de los ingresos por pasajeros. Como resultado, ahora esperamos que el beneficio operante antaño de partidas excepcionales para el tercer trimestre sea de aproximadamente de 1.200 millones de euros.

Adicionalmente, de cara al postrero trimestre del año, la aerolínea no prórroga un decaída de sus previsiones y las reservas se mantienen fuertes. “Las reservas futuras se mantienen en los niveles esperados para esta época del año, sin signos de afición, por lo que nuestras expectativas para el cuarto trimestre se mantienen a día de hoy”, añade la firma dirigida por Luis Gallego.

De esta forma, parece que por el momento la inflación no frena los viajes tras el periodo de pandemia en el que se restringió la movilidad internacional. El año 2020 fue un revés para IAG y para toda la industria de viajes. En el caso del holding del que forma parte Iberia, ya volvió a obtener beneficios en el segundo trimestre tras dos abriles nefastos por el impacto del covid. Entre abril y junio ganó 133 millones de euros, frente a pérdidas de 981 millones en el mismo periodo del año preliminar. En el primer semestre el clase seguía en números rojos con un resultado pesimista de 654 millones, aunque con este buen tercer trimestre se ha invertido esta situación.

Entre los analistas que siguen los pasos de IAG, el consenso quedó muy por debajo del resultado precoz este jueves por la compañía: el que estimó el maduro beneficio de explotación fijó 1.307 millones, mientras que el más pesimista marcó 628 millones de euros. La media se situó en 814 millones, una sigla que se ha quedado muy corta.

La temporada veraniego, el pico del sector, ha sido positiva, mejor de lo esperado antaño del inicio del verano. La demanda ha sido maduro y el sector asimismo ha sabido aventajar los problemas surgidos con el repunte de los viajes en los principales aeropuertos europeos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí