La presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, ha decidido dimitir de su cargo, en el que será sustituida el próximo día 20, según ha anunciado este jueves a los consejeros de la institución. De la Vega (Valencia, 1949) igualmente ha presidido este jueves su última reunión al frente de la comisión permanente del Consejo, en la que la consejera Conquista Camps ha formalizado su dimisión, por motivos personales. Fuentes del entraña asesor del Gobierno estiman que existe una relación entre las dos renuncias y que De la Vega podría retornar a vivir un puesto como consejera permanente, cargo que ocupó antaño de contraer la presidencia en 2018.

Las fuentes consultadas estiman que la dimisión de Camps y el anuncio de la dimisión de Fernández de la Vega se producen simultáneamente para simplificar este cambio interno antaño del inicio del final año de asamblea. Si ahora De la Vega vuelve a contraer el cargo de directora permanente, podrá permanecer en la institución por tiempo indefinido, ya que el puesto que queda vacante es perpetuo.

En cambio, si la coetáneo presidenta del Consejo se hubiera mantenido en su cargo, perdiendo la oportunidad de recuperar un puesto como consejera permanente, el próximo año podría ser destituida al frente de la institución en caso de que el PSOE perdiera las elecciones. En definitiva, la sustitución de Camps por De la Vega como asesor permanente asegura la permanencia del presidente saliente en el Consejo de Estado, mientras que la continuidad en la presidencia no tiene la misma seguridad, ya que es a costa de los resultados de las próximas generales. selección.

De la Vega, en cualquier caso, no ha explicado qué pasos piensa dar tras dejar la presidencia del Consejo. En la reunión permanente fue Conquista Camps quien informó que ya había enviado su carta de renuncia al presidente, por lo que su puesto como directora permanente está vacante. De la Vega agradeció el trabajo realizado por Camps, Catedrático de Ética de la Universidad de Barcelona. La consejera explicó que oportuno a su etapa (81 primaveras) le cuesta abastecer su actividad coetáneo, que le obliga a desplazarse continuamente entre la renta catalana y Madrid. De la Vega anunció que propondrá que Camps continúe como consejera electiva, lo que no exige la misma presencia continua en la sede del Consejo de Estado.

La coetáneo presidenta del Consejo de Estado —consejera desde 2010— fue la primera mujer en vivir el cargo desde la fundación de la institución hace cinco siglos. Anteriormente fue vicepresidenta del Gobierno con José Luis Rodríguez Zapatero, quien la nombró en 2004, así como ministra de la Presidencia y portavoz del Ejecutante. Tal y como se detalla en la web del Consejo, el rango de la presidencia es el de ministro del Gobierno y sus funciones principales, adicionalmente de la representación institucional del Consejo, es presidir los órganos de la institución y la dirección de todas las dependencias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte falta, suscríbete.

suscribir

Suscríbete para seguir leyendo

estudiar sin limites
Sigue leyendo
ya soy suscriptor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí