Por mucho que el calendario diga mediados de octubre, las temperaturas dicen un abundante verano sin fin. A posteriori de Septiembre cálido, el octavo peor del siglo XXI con 0,6° por encima de lo ordinario, en lo que va de octubre las temperaturas se han mantenido cálidas con algunos altibajos y, allá de adaptarse al calendario, habrá una nueva subida que se prolongará al menos hasta mediados de la próxima semana, avanza Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Así, a España le calma un fin de semana de tiempo estable, con calor ―25° en común, 30°-32° en el sur peninsular y puntos del Cantábrico, y 35° en los valles del Guadiana y Guadalquivir― y la marcha de lluvias -aunque se vislumbra un frente atlántico que dejará precipitaciones en el noroeste entre el sábado y el lunes-.

La causa de estos títulos, entre 5° y 10° por encima de lo ordinario, es la suma del anticiclón, que estabiliza la entorno y despeja las nubes, y la venida de una masa de ambiente cálido procedente de latitudes más bajas. “Este año 2022, de momento, está siendo el más caluroso de toda la serie histórica, que arranca en 1961”, resume Del Campo.

La subida, que comenzó el jueves, continuará este viernes. Continuará el firmamento soleado, aunque con algunas nubes en Galicia, la zona del Férreo y Melilla, donde no se descarta un descenso. Encima, habrá poco de neblina en partes de la medio sur. Aunque la mañana de jueves a viernes ha sido fresca en la medio boreal, con menos de 10°, las temperaturas superarán los 25° en amplias zonas del país, con 26° en Madrid, Pamplona y Palencia, 28° en Ourense, 30° en Murcia, Toledo y Cáceres y 32° en Badajoz, Córdoba y Sevilla.

El sábado será otra marcha de tiempo anticiclónico, pero comenzará a acercarse un frente desde el Atlántico y dejará lluvias en Galicia, que irán ganando intensidad a lo abundante del día en dicha comunidad y que a última hora podrán explayarse a zonas cercanas. El domingo el frente seguirá avanzando y habrá más precipitaciones en Galicia, más abundantes en el boreal y oeste de la región. Asimismo pueden durar a puntos de Asturias y el noroeste de Castilla y Valeroso. En el resto de España aumentará la nubosidad y no se puede descartar algún chubasco por la tarde en el interior peninsular.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nulo, suscríbete.

suscribir

Las temperaturas seguirán subiendo el sábado en el este y sur peninsular. El domingo puede ocurrir ligeros descensos en el interior peninsular por aumento de la nubosidad, pero en el sureste y en el Cantábrico seguirán subiendo. Alcanzarán los 32° a 34° en Córdoba, Sevilla y Murcia y los 30° en Almería, Ciudad Efectivo, Huelva, Logroño, Málaga y Toledo. Santander estará cerca de los 28°/30° y Bilbao, de los 31°. Los mínimos asimismo serán levemente altos. “Estas temperaturas vendrán acompañadas de derrota de componente sur, que en la tercera disparará que el peligro de incendios sea muy suspensión o extremo”, subraya Del Campo.

El lunes el frente avanzará alrededor de el noroeste y lloverá en Galicia y el oeste de Asturias y Castilla y Valeroso. Asimismo provocará la formación de nubes de desarrollo que dejarán chubascos dispersos y desigualmente repartidos por el interior peninsular, más probables e intensos en puntos del noreste. No lloverá en gran parte del Cantábrico, la medio sur y Baleares.

Las temperaturas seguirán siendo altas en común, con vientos del sur que mantendrán el peligro de incendios muy suspensión o extremo en el Cantábrico uruguayo, donde alcanzarán los 30° una marcha más. Habrá noches tropicales -en las que no pérdida de los 20°- en el ribera mediterráneo y en el Guadalquivir, valle donde durante el día alcanzará los 35°. “Estas son temperaturas de mediados de verano a mediados de octubre”, dice Del Campo.

El martes habrá «un nuevo pico de temperatura» y posiblemente sea el día más caluroso de este episodio veraniego, con 37° en Córdoba, 36° en Sevilla, 34° en Jaén, 33° en Toledo, 32° en Badajoz y Ciudad Efectivo, 31° en Cáceres y 30° en Bilbao, Logroño y Madrid. Pero hay cierta incertidumbre: “Depende de la posición de una zona de pérdida presión que se encuentra en el Atlántico. Lo más probable es que se mantenga alejado y deje lluvias solo en Galicia y envíe vientos del sur al resto del circunscripción, lo que mantendrá las temperaturas altas al menos hasta el miércoles”.

En cuanto a Canarias, el viernes habrá lluvias moderadas y persistentes en el boreal de las islas con maduro relieve, que cesarán el sábado y dejarán tiempo soleado durante el fin de semana, con alguna neblina. Ese clima estable con temperaturas en aumento continuará durante los primeros días de la próxima semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí