Benito Villamarín es una fiesta. El templo del Beticismo, donde el Betis acumula cinco triunfos consecutivos, vibra con el pasatiempo de un equipo forjado de la mano de Manuel Pellegrini. Un Betis que hace un fútbol maravilloso, liado a la idea de posesión y verticalidad de un técnico que quiere clasificar a este colección para la Champions. Las sensaciones que desprende el Betis son excelentes. Por eso, con su triunfo en presencia de el Almería en el derbi regional, recuperó la cuarta plaza empatado a puntos con el Corpulento tercero. La serenidad se ha instalado en Heliópolis. El Betis es el mejor estadio de toda la Unión y su familia lo disfruta. Con los pases de Joaquín, perpetuo, con el prometedor estreno de Juan Cruz o con el gran partido de William Carvalho.

APUESTABetis
3
Rui Silva, Víctor Ruiz, Luiz Felipe, Álex Bronceado, Sabaly, William Carvalho (Aitor Ruibal, min. 84), Guido Rodríguez, Canales (Salvados, min. 73), Luiz Henrique, Rodri (Juan Cruz, min. 62) y Borja Iglesias (Willian José, min. 84)
ALM Almería
1
Almería
Fernando Martínez, Rodrigo Ely, Houboulang Mendes (Pozo, min. 77), Akieme, Srdan Babic, Eguaras, Gonzalo Melero (Lucas Robertone, min. 60), César De la Hoz, Ramazani (Portillo, min. 72), El Bilal Touré (Dyego Sousa, min. 72) y Leo Baptistao (Lázaro, min. 72)
metas 1-0 min. 22: Guillermo Carvalho. 1-1 min. 51: El Bilal Touré. 2-1 min. 65: Borja Iglesias. 3-1 min. 70: Guillermo Carvalho.
Árbitro Alejandro Muñiz Ruiz
tarjetas amarillas Gonzalo Melero (min. 5) y Canales (min. 62)

Probablemente Rubi tuvo que preguntarse cómo es posible que el Betis juegue tan proporcionadamente al fútbol tres primaveras luego de haberlo entrenado. Rubi disfrutó de Guido, Canales, Álex Bronceado o Borja Iglesias en el curso 19-20. En ese momento no trabajaban. Ahora son jugadores diferenciales con Pellegrini en el banquillo. Un Betis que venía de un punto de seis en Unión y que sometió al Almería a un pequeño suplicio. El equipo se centró en su bandada izquierda, donde Canales y Álex Bronceado, respaldados por Rodri, encontraban, una y otra vez, una vía de penetración que maltrataba al Almería.

El derbi regional mostró a un Betis superior. El Almería, en puestos de descenso, difícilmente pudo ofrecer resistor al flujo de pasatiempo del Betis. Un equipo repleto de controladores de pasatiempo, como Guido, Carvalho o Canales, que adicionalmente de tumbarse aceleran el pasatiempo. Entonces es obvio para todos. William Carvalho no sólo gestiona. Igualmente se sumó al ataque para poner el 1-0. El centro, cómo no, fue de Álex Bronceado, que antiguamente había combinado con Canales.

Todos los equipos tienen su momento en los partidos. Melero combinó con El Bilal, que igualó con un tiro cruzado. El gol despertó al Betis de un periodo contemplativo y coincidió con los cambios de Pellegrini. Entró Joaquín, perpetuo, y le dio un pase delicioso a Borja Iglesias, que hizo el 2-1. Se desató el Betis, combinándose a la perfección. El Villamarín, una fiesta, estalló con un doblete de Carvalho tras otro gran pase de Borja. Así es el Betis, un estado de serenidad permanente. El conjunto verdiblanco defenderá este miércoles su puesto de Champions en otro derbi regional, esta vez en el feudo del Cádiz.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para admitir nuestro boletín semanal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí