Al final de la calle en la que nos encontramos con Laura Airoso (Madrid, 36 primaveras) aparece su pareja, que empuja la apero donde patea riendo Teo, el irreflexivo de seis meses que acaban de tener juntos. “Me quedé en estado de buena esperanza cabal luego de que terminó la filmación y luego caldo toda esta avalancha. Es maravilloso, pero a veces me siento abrumada», dice sonriente y amable una vez que los dos hombres de su vida han parado, saludado y vuelto a salir de la terraza donde tomamos un café. Esta actriz, que se mudó de Guadalajara a los 18 primaveras para estudiar arte dramático y que desde entonces ha probado suerte en el teatro y la televisión, tiene claro que el hecho de que se haya cubo a conocer gracias a un papel que se centra en sus atributos físicos puede ser un problema. : «Pero voy a ser inteligente, lo voy a sobrellevar a mi campo, voy a explotar que ese es mi físico y que esas son mis cualidades». Ya lo hace en la película dirigida por Carlota Pereda, pequeño mugrientouna comparación sobre el acoso ambientada en un pueblo de Extremadura donde las escenas sangriento no están reñidas con lo afeminado y especialmente con lo feminista.

Sigue leyendo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí